_MG_8494.jpg

ES

CASA MONASTERIOS

Arquitecto_  Antonio Altarriba 

Colaboradores_ Maria Salinas  / Rubén Tormo

Fotografía_ Diego Opazo

Fecha_ Mayo 2009

La vivienda surge como una serie de volúmenes de piedra emergentes de la montaña sobre la que se asienta. El acceso a la parcela y a la vivienda se realiza por la esquina noreste de la parcela, el punto más elevado. Un camino de baldosas de granito te conduce hasta el acceso a la casa, limitado por la vegetación y los volúmenes de piedra.

_MG_2953.jpg
_MG_8449.jpg
_MG_2910.jpg
_MG_8317.jpg
_MG_2937.jpg
_MG_8481.jpg

Aquí se produce uno de los principales objetivos del proyecto, que es el contraste de la fachada norte, muy maciza y tectónica, sin aperturas excepto el plano del panel de la puerta de madera e ipe de acceso a la vivienda, con el acceso a la vivienda, que desde el distribuidor en triple altura ya se puede contemplar toda la vista al mar y prácticamente la totalidad del golfo de Valencia.

_MG_8180.jpg
_MG_2862.jpg
_MG_8170.jpg
_MG_8181.jpg

Y es en este momento donde se entiende perfectamente la composición de esta vivienda, volúmenes compactos al norte y oeste, una fachada completamente abierta al sur y al mar y otra fachada menos abierta, al este. Es decir se pretende en todo momento no perder de vista el mar y la montaña.

_MG_8306.jpg
_MG_8236.jpg
_MG_8288.jpg
_MG_8257.jpg
_MG_8250.jpg
_MG_8254.jpg

El acceso es el eje virtual de la vivienda, donde un espacio en triple altura habitado por la escalera, une todas las plantas de la vivienda y las distribuye desde el punto central, manteniendo una gran cristalera en uno de sus lados que impide en todo momento perder las vistas al mar.

_MG_8350.jpg
_MG_8357.jpg
_MG_8528.jpg
_MG_8402.jpg
_MG_2905.jpg
_MG_8425.jpg